¡¡¡Buenas!!!

¿Te has planteado alguna vez contratar un mentor? ¿Crees que merece la pena pagar por una mentoría?

Si estás por aquí probablemente tengas mucho que ver con el mundo de la publicidad online o las agencias. Y sí, es muy probable también que en este momento te estés pensando contratar un mentor.

Incluso puede que te estés planteando contratarme a mí. Si es así, adelante porque soy la leche en lo que hago. Y no lo digo yo, también lo dice mi madre y mi chica.

En fin, si lo que buscas es saber cuáles son los beneficios de trabajar junto con un mentor. Si quieres saber si te ahorra tiempo de búsquedas de soluciones por tu cuenta, dinero invertido en estrategias o recursos o si te garantiza el éxito.

Estás en el artículo adecuado.

Hoy te voy a desplumar qué es una mentoría desde la posición de un mentorizado que ya ha invertido en ellas 30.883€ (yo) y desde la posición de un mentor por el que han pasado ya entre 7 y 4.000 personas (yo también). 🤔

Vamos al lío…


Lo primero es lo primero, ¿qué es un mentor?

La palabra mentor proviene del personaje «Mentor» en el cuento épico de Homero, La Odisea. Mentor era un amigo de confianza de Odiseo, el rey de Ítaca. Cuando Odiseo luchó en la Guerra de Troya, Mentor sirvió como amigo y abogado del hijo de Odiseo, Telémaco.

Esto lo busqué en la red, así que no me lo vuelvas a preguntar porque no me voy a acordar. 😕

mentoria

Realmente mentores han existido siempre. No hace falta remontarnos muchos años atrás, cuando los oficios pasaban de padres a hijos.

Los primeros mentorizaban a los segundos.

Seguro que recuerdas al zapatero de tu barrio, o al de la tienda de la esquina… e incluso puede que en tu familia tu abuelo pasase el testigo de su profesión a tu padre o sus hermanos.

Hace unos años cuando una persona se iniciaba en un nuevo oficio, trabajaba como aprendiz bajo la supervisión de un mentor que le enseñaba los entresijos de la profesión.

Le transmitía los mejores consejos, le ponía en contacto con los proveedores y presentaba ante los clientes para que supiera cómo tratarles. A la vez que generaba confianza en mentorizado ante sus compradores.

Era todo un acompañamiento diario. Comenzando por las tareas más sencillas para ir progresando gradualmente hasta que el aprendiz se convertía en maestro.

Una vez en ese punto, el mentorizado ya conocía un sistema de trabajo que funcionaba. Con unos procesos definidos y perfeccionado durante años que le permitían tomar las riendas del negocio o establecía el suyo propio con total seguridad.

Porque ya conocían cómo ejecutar cada proceso establecido en el sistema. Desde cómo encontrar y cerrar un cliente. Hasta cómo hacer para que este cliente terminara recomendando su producto o servicio.

Evolución de las mentorías

Con la era de internet y la información a golpe de clic, de repente parece innecesaria esta figura.

Al fin y al cabo hay infinidad de cursos o vídeos en YouTube que nos ofrecen de forma gratuita o con un precio muy asequible, todo el conocimiento para emprender una nueva profesión o crear un nuevo negocio.

Sin embargo, ¿qué coste tiene ese aprendizaje por tu cuenta? Y no, no hablo solo de dinero.

Seguro que has leído el siguiente proverbio que hoy día ya no sé ni de qué país viene:

“Si quieres llegar rápido, camina sólo.
Si quieres llegar lejos, hazlo acompañado”

Más de una vez he oído a alumnos y compañeros decir:

  • Necesito a alguien que ya haya pasado por esto, que me de una hoja de ruta clara para conseguir mi objetivo y haga desaparecer toda la paja (formaciones inútiles y estrategias que no llevan a ningún lado) que hoy me frenan a avanzar.
  • Siento que pierdo el foco, es tanta la información que hay en la red y las formaciones que tengo activas que no consigo centrarme… Ni pasar a la acción.
  • A pesar de todas las horas y recursos que meto a mi proyecto, no consigo que despegue… Estoy pensado en mandarlo todo al carajo.

Lo cierto es que sí, hoy día hay más información y formaciones al alcance de nuestra mano que nunca.

Ya sea desordenada o incluso ordenada y paquetizada, si una formación no está incluida en una hoja de ruta bien definida para ayudarte a conseguir un objetivo, no te ayudará a conseguir absolutamente nada.

Y aún estando la formación bien ordenada, la mayor parte de los humanos necesitamos algo o alguien que nos ayude a avanzar en la hoja de ruta para no acabar dejándola. Te lo digo por experiencia de alguno de mis propios cursos:

curso fb ads

En definitiva, puedes acabar con un cacao mental importante debido a un exceso de conocimiento no aplicado que te puede servir para tener grandes debates. Pero no para llevar un negocio a la rentabilidad.

Y no digamos a escalarlo hasta conseguir vivir tranquilamente de él.

¿En qué puede ayudarme un mentor?

ventajas mentoría

Es importante que sepas que el mentoring es mucho más que «dar consejos», o transmitir cuál fue la experiencia en un área o situación particular. Se trata de motivar y capacitar a la otra persona para que identifique sus propios bloqueos a la hora de:

  1. Definir el propósito que persigue con su negocio.
  2. Marcar un objetivo claro en cantidad, calidad y tiempo.
  3. Dibujar una hoja de ruta para avanzar hacia donde quiere.
  4. Hacer de accountability partner para revisar esos objetivos durante la mentoría.
  5. Y ayudarle a encontrar formas de resolver los diferentes bloqueos que aparezcan y avanzar más rápido y seguro por el camino.

Entonces, veamos en qué áreas puede ayudarte un mentor…

Formación

En primer lugar conocimiento.

Un mentor es un experto en la materia que te va a asesorar y formar. Te aporta un conocimiento teórico pero sobre todo práctico. Eso que solo da la experiencia y no se puede transmitir tan fácil en cursos o formaciones paquetizadas.

Ojo, no estoy diciendo que sean malas las formaciones paquetizadas, de hecho, los mentores pueden basar parte de su formación en paquetes pre-grabados.

Lo que quiero decir es que el extra que te da un seguimiento personalizado es un gran valor diferencial a la hora de ir seguro por el camino correcto hasta tu objetivo.

Definitivamente, aprenderás las estrategias al milímetro, esos pequeños detalles que te harán dar ese punto extra de calidad a tu negocio que hoy no tienes y te frena para conseguir los mejores clientes. Esos que pagan más y suelen quejarse mucho menos.

Acompañamiento

Durante toda la mentoría, el mentor es tu punto de referencia. No te sentirás solo y tendrás dónde recurrir ante las dudas o problemas que te encuentres en el camino.

Revisar o auditar cómo aplicas el conocimiento que te ha trasnmitido es clave para que puedas conseguir un 10 de 10 en la valoración de tus clientes. Y así poder subir tus precios, por ejemplo…

Consejo

Ante situaciones nuevas o conflictivas, el mentor aporta su experiencia para que puedas solventar los problemas desde lo que ha funcionado y lo que no. Te dará tranquilidad cuando la necesites, pero también un buen cachete para que despiertes cuando te quedes dormido en el camino.

Será mucho más difícil que la procrastinación te acabe venciendo.

Soporte

Cómo experto en el tema, aporta soporte facilitando contactos de networking, acceso a grupos y personas que de otra forma no tendrías acceso.

Tu mentor seguramente se moverá en Masterminds, mentorías y negocios que le aportarán buenos contactos.

No te faltarán:

  • Prestadores de servicio de calidad y confianza
  • Recomendaciones a potenciales clientes

Incluso algunos crean grupos con sus mentorizados para potenciar el conocimiento dentro de la formación. Esto te aporta un extra de experiencia, la de tus propios compañeros de formación, mientras recorren tu mismo camino.

Foco

El mentor establece un programa con una duración determinada y unos conocimientos para que no te pierdas en otros temas que puedan aparecer durante la mentoría.

Te ayudará a definir objetivos claros que resuenen contingo y a establecer un plan de acción para conseguirlos lo antes posible. No será un camino en línea recta, eso seguro. Pero si vas con un mentor será lo menos curvo posible, eso seguro.

Objetivos

Estos deben quedar claros desde el principio por ambas partes. Toda mentoría se basa en unos objetivos a conseguir y un plan de juego que los lleve a la realidad.

Motivación

Durante el emprendimiento se pasan por diversas etapas, euforia, frustración, cansancio…

El mentor ya habrá pasado por 3.523 síndromes del impostor, momentos de estrés, etc y los habrá superado con éxito. Así que te ayudará a convertir cada una de estas experiencias en aprendizajes, guiándote y motivándote para continuar adelante en el proceso de forma segura.

Características imprescindibles del buen mentor

Un mentor debe reunir unas habilidades básicas para guiarte y acompañarte hacia lo que tú y el definan como el éxito de la formación.

mentor

Las cualidades más importantes que debe tener un buen mentor son las siguientes:

  • Escuchar con una mente abierta y suprimir juicios de valor.
  • Comprender, poder ver cada situación que se presente desde otra perspectiva (otra realidad). La tuya.
  • Identificar las diferentes soluciones a aplicar. Casi siempre en base a su propia experiencia.
  • Enseñar a los mentorizados a reconocer sus fortalezas y áreas de debilidad.
  • Guiar a los aprendices no regalarles las soluciones. Tu mayor fortaleza será salir de la mentoría sabiendo encontrar soluciones.
  • Ser humilde al recibir feedback y saber devolver feedback constructivo.
  • Guiar en el establecimiento de objetivos y hojas de ruta clara para conseguirlos.
  • Ser capaz de llevar a un aprendiz de vuelta a la experiencia, para ayudarle a evaluar y reconocer lo que se podría haber hecho de manera diferente.
  • Presentar redes profesionales (contactos) que le proporcionen valor (soluciones) al mentorizado.
  • Crear oportunidades para que el mentorizado pueda obtener más información o desarrollar nuevos conocimientos.
  • Difundir los proyectos de los mentorizados y respaldar sus ideas.

¿Cómo elegir al mentor ideal? Los 7 pasos exactos…

Elegir un mentor no es fácil, y es lógico que así sea. La relación con el mentor tiene que ser fluída, especial. En algún sitio leí que es cómo elegir una pareja.

No debes elegir al primero que pasa, pararle por la calle y decirle ¿quieres ser mi mentor? O el primero que encuentres en la red buscando en Google.

Después de mi experienica, así es como yo lo haría:

  1. Buscaría a referentes en mi sector
  2. Elegiría a aquellos que están en el punto exacto donde yo quiero llegar (ni antes, ni muy adelantado a él, para que recuerde hasta cómo olía el aire cuando transitó el camino)
  3. Comunícate con esos que has elegido por las redes sociales o incluso por email. Si son abiertos a tus preguntas y amables, vas por buen camino.
  4. Sigue sus trabajos, con quién se relacionan, quiénes son sus clientes, sus referentes y sobre todo si hay feeling contigo.
  5. Por último pregúntate, ¿me sentaría con esta persona a tener una charla sobre cualquier otra cosa de la vida que no fuera trabajo? Si la respuesta es sí, sigue adelante.
  6. Completa su proceso de selección para la mentoría. Si es bueno, seleccionará a sus alumnos (no aceptará a cualquier, tal cual haces tú).
  7. Prueba su producto. Si, al menos no te da una sesión de prueba para confirmar que eres la persona adecuada para sus servicios y que tú tengas las mismas sensaciones. Sal pitando, solo quieren tu dinero. En caso de que tengas esa sesión y tus sensaciones sean de «¡¡¡Joder me está rompiendo la cabeza!!!», estás en el lugar adecuado.

En conclusión, para elegir un buen mentor, la clave es, establecer un propósito y objetivo, hacer una selección entre la oferta que hay en el mercado y probarlo. Si al probarlo te sientes como cuando te sentaste por primera vez en tu coche y pensaste «¡Es este!». Entonces estás en el sitio correcto.

Ventajas de trabajar con un mentor

Según la revista Emprenderalia el 70% de los negocios que cuentan con un mentor sobreviven el doble de tiempo que aquellos que no cuentan con esta figura.

Este dato ya de por sí es bastante relevante. Sobrevivir está bien, pero imagino que si estás buscando un mentor, lo que quieres realmente es petarlo. Así lo haría yo al menos.

mentoría acompañamiento

Entonces, si ya has elegido a tu mentor ideal, estos son los beneficios o las ventajas que disfrutarás:

  • Tener claros los pasos y estrategias que hay que seguir en un negocio.
  • Una mirada externa a tu negocio de forma objetiva.
  • La experiencia de contar con alguien de muchísima experiencia a tu lado que ya ha navegado por las mismas aguas que tú navegas. Sin duda esto ayuda a acelerar los resultados.
  • Evitar errores y problemas que pueden llevarte a fallar más de lo que se puede permitir tu negocio debido a la inexperiencia.
  • Mejorar tu productividad, focalizandote en lo importante en lugar de hacerlo en aspectos no relevantes para tu negocio. 
  • Evitar la procrastinación y avanzar de manera segura.
  • Llevar tu negocio hasta donde tú seas capaz de aprovechar la mentoría.

Será como viajar por un camino nunca recorrido, pero con el mejor copiloto a tu lado indicándote cómo tomar cada curva para evitar reventarte contra un árbol. 💥 🚗 😂

¿Estás listo para ser mentorizado?

manejar la presión y estrés

Mira, esto es una relación de dos. Una buena relación de dos. No sólo el mentor debe reunir unas características y habilidades.

Más de una vez he hablado con mentores que se quejan del poco compromiso de sus mentorizados, que no responden a las tareas que se les pide o que las excusas se suceden una tras otra.

En ningún caso un mentor va a hacer el trabajo por ti. No es su función. Sin tu trabajo, esfuerzo y ganas ninguna mentoría conseguirá que logres tus propósitos.

Por eso y porque, como te expliqué, una mentoría es como una relación de pareja (debe haber feeling sí o sí), un mentor siempre cualificará a sus potenciales aprendices antes de aceptarlos.

Yo así lo hago, porque creo que es lo más ético quienes vienen a mí y para mi negocio también. Cuido los clientes con los que trabajo porque también cuido de mi negocio.

Todos salimos ganando.

Es sencillo.

Y si tu estás aquí porque te planteas una mentoría conmigo y eres:

  • Freelance de la publicidad online y quieres aumentar el nivel de tus clientes y trabajar en modo agencia
  • O una agencia y quieres establecer un sistema y procesos que te ayuden a obtener mayor rendimiento de tu negocio y trabajar con mejores clientes

Entonces te invito a tener una primera experiencia de lo que puedo ofrecerte en esta presentación donde podrás conocer cómo pasé de freelance a tener una agencia trabajando con los mejores Infoproductores en habla hispana y negocios de e-commerce.

También aprenderás cómo la organizo y escalo para conseguir mis objetivos de crecimiento anual.

Haz clic en >>>este enlace<<<, accede a la presentación y consigue una sesión de consultoría gratis conmigo si cualificas como posible mentorizado.

Abrazote crasss

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!