PROPÓSITO – PRODUCTIVIDAD CUANDO TODOS ESTÁN DE VACACIONES

¿Te toca trabajar estos meses mientras casi todos están de vacaciones? ¿Crees que no hay forma de ser productivo en verano?

Sigue leyendo y acompáñame a derrumbar ese gran muro que no te permite ver más allá de tus creencias limitantes.

Si, llegó el verano, y la mayoría de las personas, por una cuestión u otra se van de vacaciones.

En un principio, para ti que te quedas en la oficina, puede parecer una enorme pérdida de tiempo y oportunidades, ya que algunos proyectos se paran por falta de personal para realizar determinadas tareas, empresas que cierran, etc.

Te puedes sentir como si estuvieras en la carretera desértica de la foto. Solo y con el camino obstruido por montañas de arena que no te dejan avanzar.

Si perteneces a este grupo este verano porque te ha tocado o simplemente porque prefieres, como yo, coger las vacaciones en otros meses “más tranquilos”, déjame decirte que no estás solo.

Mejor aún, no estás solo y, al contrario de lo que muchos piensan, puedes obtener grandes resultados de estos días en los que la mayoría están en la playa chocando sombrillas.

Echa un vistazo al artículo de hoy y te llevarás 7 formas de desarrollar tu máxima productividad en verano, afinarás tu sistema de planificación para el resto del año y enfocarás mucho mejor tus objetivos.

Vamos al lío


DESARROLLA TU PRODUCTIVIDAD CUANDO TODOS ESTÁN DE VACACIONES

Piensa una cosa. Estás en este blog porque buscas más tiempo para ti y los tuyos, desarrollar nuevas habilidades, mejorar tu sistema de planificación y en definitiva para ser más productivo tanto en lo profesional como en lo personal.

¿Te tocó trabajar en verano? Adivina qué tienes de sobra y en qué lo puedes invertir.

“Donde unos ven problemas, otros ven oportunidades”. Clic para tuitear

Aquí van mis recomendaciones:

Revisa tu sistema de planificación

Una buena opción es programar tu revisión anual del sistema de planificación para verano.

Aprovecha que difícilmente alguien te molestará con una llamada urgente o llegará a tu mesa con una nueva petición/sugerencia y haz el mantenimiento que merece a tu sistema.

Revisa tus áreas de responsabilidad, los roles que estás representando en cada una de ellas y si ambos continúan alineados con tus principios y propósito.

Detecta qué está funcionando y qué no tanto para hacer los ajustes necesarios y obtener aún más provecho de tus proyectos en adelante.

Redefine objetivos en base a tus prioridades

En concordancia con lo anterior. Una vez revisado y validado que el núcleo de tu sistema de planificación es el correcto, pregúntate:

  1. ¿Los objetivos que te marcaste a principio de año siguen siendo los adecuados para conseguir tu propósito?
  2. ¿El orden de prioridades de los objetivos es el correcto para llegar a tu propósito?

Si la respuesta es afirmativa, felicidades, solo tienes que continuar el camino marcado a principio de año.

En caso contrario, ya sabes, es el momento perfecto para dedicarte tiempo a ti y tus metas. Saca partido a la mayor productividad del verano gracias a que todos están de vacaciones y reordena tus objetivos en función de las nuevas prioridades y sus estrategias.

Planifica nuevos proyectos y campañas

¿Sigues teniendo tiempo extra? ¿Qué tal si le das un repaso a la lista de “algún día”?

La mayoría de los proyectos que ponemos en esta lista pertenecen a temas personales o ideas de negocio que vamos retrasando porque entendemos que tienen menos prioridad para con las metas que nos hemos fijado.

Déjame decirte que estás en el momento perfecto para desempolvar ese listado en el que has apuntado aquellas ideas que se te han venido a la mente tiempo atrás.

Seguro encontrarás algún proyecto por pequeño que sea al que dedicar el tiempo extra libre, darle el empujón inicial, situarlo en la línea de lanzamiento y encaminarlo hacia la fase de crecimiento.

“Las oportunidades pequeñas son el principio de las grandes empresas”. – Demóstenes

Por otro lado, es posible que, al revisar la lista, borres un puñado de proyectos banales que tenías ocupando espacio en tu lista. Ya no parecen tan interesantes.

Mejora tu formación

No cometas el error de pensar que la productividad se encuentra solo en el trabajo duro.

Puede que para ti la mejor forma de encontrar la productividad durante las vacaciones de otros sea hacer ese curso online que llevas tiempo procrastinando por “falta de tiempo” o más bien porque no lo creías prioritario.

  • Aprovecha para especializarte en alguna rama o herramienta importante de tu trabajo y mejorar tu ejecución.
  • Prueba algún curso o herramienta que luego puedas ofrecer a tu equipo y mejorar la ejecución del grupo.

Introduce nuevos hábitos

El modo de obtener la productividad que buscas en verano puede ser añadir ciertos hábitos saludables a tu jornada de trabajo.

Ahora tienes más tiempo para ti. Ya no tienes porqué llegar y ponerte a currar como un c… Prueba a introducir unas rutinas pre y post-jornada y me dices si notas o no resultados en unos días.

¿Qué te parece si ahora que tienes más margen introduces el trabajo en bloque por lotes y los descansos para mejorar tu enfoque?

Seguro que ahora te da menos miedo “perder el tiempo probando cosas nuevas y fallar”.

No luches contra el verano, mimetízate

Acomoda tus hábitos y entorno a la temporada:

  • Si entra dentro de tus posibilidades, y espero por tu bien que si, olvida el traje y corbata. Utiliza ropa fresca y cómoda para evitar acabar desesperado por el calor y la incomodidad.
  • Hidrátate a menudo, ten siempre una botella de agua a mano.
  • Come ligero y ayuda a tu mente a trabajar más eficientemente.
  • Tómate alguna pausa de más y sal fuera a tomarte el café. Despeja la mente del trabajo y vuelve con toda la fuerza.
  • Destina un día para cambiar de oficina. Exterior, interior, lo que te apetezca. Cambia de aires y despeja de esas 4 paredes.

Reduce tu jornada y disfruta del tiempo con los tuyos

Última recomendación y quizás la más importante. Por favor, no llenes tu día con tareas y te quedes en la oficina toda la jornada.

Disfruta de aquellos que te dan la vida y la energía para continuar el resto del año a tope de energía.

Tus hijos estarán de vacaciones, dedícales una tarde, llévatelos a la playa o el parque y te lo agradecerán.

Ese amigo que está de vacaciones y no se ha ido fuera, estará deseando que te tomes algo con él y se pongan al día.

¿Vives cerca de la playa? Yo no dudaría en reunir a los míos una tarde de verano allí. No sabes el gusto que da salir de la oficina y darte un baño de tarde en el mar. Sales como nuevo…

CONCLUSIÓN

Que te “toque” trabajar en verano no tiene porqué significar un desperdicio de tiempo o retraso en proyectos.

Utiliza estas recomendaciones para mejorar los aspectos clave de tu productividad y disfruta de:

  1. Un sistema bien afinado para la segunda mitad de año
  2. Nuevos y desafiantes proyectos que afrontar
  3. Especialización o conocimiento extra en alguna materia o herramienta
  4. Nuevos hábitos saludables
  5. Tiempo de calidad con los tuyos
A veces salirse de lo corriente es lo más necesario para llegar a nuestras metas de la mejor manera. Clic para tuitear

 

“Cuando todo parece estar en tu contra, recuerda que, para levantarse, los aviones necesitan ir en contra del viento y no en favor de éste”. – Henry Ford

 


Abrazo y a seguir productivos

Música del artículo: Sunsets For Sombody Else – Jack Johnson

Yan Vispo

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!

Ayudo a Ingenieros a gestionar la presión inherente al actual panorama multi-proyectos mediante las 3 claves de planificación: Propósito, hábitos y estrategias.

Mi propósito es ayudarte a enfocar tu atención en las tareas adecuadas para que consigas tus objetivos con el menor de los esfuerzos y dispongas de la energía para disfrutar de lo que realmente te apasiona en la vida.