¿Se puede trabajar cómo media buyer o especialista de Facebook e Instagram Ads sin pasar todo el día frente al ordenador, en reuniones y/o pendiente del teléfono con tus clientes? Sí, has elegido una profesión algo jodida. Y es que, por mucho que nos vendan que vamos a ser «traffuckers» desde la playa, gozando de la vida, la realidad es otra.

Primero debes conseguir clientes, cosa que no es tan sencilla como ir a alguien y ofrecerle tu trabajo gratis. También es importante ganarse la confianza e esa persona y ese negocio porque, al fin y al cabo, vas a invertir su dinero.

Segundo, debes darle resultados, para que te termine contratando y puedas acceder con la experiencia de su negocio y su recomendación a otros clientes.

Tercero, trabajar a tope para llenar tu cartera de clientes con la idea de ganar más y tener una entrada de dinero decente. Aún el tiempo disponible y tu energía no son escasos. De hecho te sobran. Aunque sigues sin trabajar desde Bali…

Empiezas a pensar que quizás te contaron alguna milonguensen.

Y espera un poco que aún hay más. Porque justo aquí es donde viene el gran problema del que te quiero hablar en el artículo de hoy.

Mira… Entiendo que si estás aquí es porque ya has superado estos 3 primeros pasos que te comentaba. Y ahora mismo debes estarte machacando con la gran pregunta:

¿Cómo tener clientes más top para ganar más y trabajar menos para encontrar esa vida que anhelabas cuando empezaste en esta profesión?

Para tu tranquilidad voy a empezar por el inicio… Sí, se puede conseguir, yo lo he conseguido y además hoy vengo a contarte cómo hacerlo.

Pero antes de empezar, olvídate de fórmulas mágicas. Si quieres resolver este marrón realmente, tu mayor problema en estos momentos, vas a tener que currar de lo lindo y crear unos buenos hábitos previamente.

Bueno, para qué esperar más…

Vamoh a liarla!


Cómo empieza todo

La historia se repite una y otra vez…

Después de años trabajando en una oficina de 8 de la mañana a 6 de la tarde de lunes a viernes, sientes que tu vida se te escapa de las manos sin haber hecho/conseguido o más bien disfrutado de nada del otro mundo.

Echas la vista atrás y tus últimos 5 años han sido un copia y pega.

Trabajo, algo de deporte, alguna cena con los amigos ( suerte que el covid no había llegado todavía), y unos ratos con la familia el finde. Aunque también, por supuesto, los 15 días de vacaciones en agosto y navidades para darte un poco de alpiste y que sigas produciendo, como decimos en Canarias.

En  el curro, más o menos lo mismo. Problemas, mucho trabajo que nunca logras completar y tu jefe diciendo que hay que producir más y con menos coste.

A esto le han puesto un nombre y seguro que te suena “la carrera de la rata».

especialista facebook ads

Quiero un cambio en mi vida

La cabeza te decía que esto no podía seguir así, y comenzaste a navegar por internet buscando alguna alternativa.

Quizá podías cambiar de trabajo, buscar algo que te permitiera salir de esa espiral monótona y que te diera mayor libertad.

Sí, lo que buscabas era mayor libertad.

Eso es, disponer de tu tiempo para disfrutar de tu familia, poder hacer deporte por la mañana que es cuando tu cuerpo te lo pide. No a las 8 de la tarde después de una jornada maratoniana de oficina cuando ya estás reventado. Y disfrutar de la playa en mayo, no en agosto cuando no cabe un alfiler y los precios están disparados.

Casualidad, o no,  empiezan a aparecer en tu Instagram y Facebook, personas que te ofrecen justo lo que tu buscas. Según lees sus post, nuevas personas que no conocías se cuelan en tu feed con el mismo argumento. Empiezas a descubrir el inmenso poder de Fb e IG Ads.

Profesiones como Media Buyer, especialista SEO, Copywriter, Asistente Virtual, Project Manager, aparecen como empleos con futuro prometedor.

¡Genial! ¡Es justo lo que buscabas! Algo que te diera libertad y te generará los ingresos suficientes como para ganarte la vida online y poder disfrutar cada día. ¡La combinación perfecta!

¡Mamá! ¡Voy a a ser Especialista en Facebook e Instagram Ads!

Tras investigar un poco, y ver cual de estas nuevas profesiones para ti puede ajustarse a tus gustos y aptitudes, te decides por convertirte en especialista en Facebook e Instagram Ads.

Bueno, probablemente le hayas dicho a Mamá que vas a ser Trafficker.

Por una parte, le ves mucho potencial a la profesión. Los anuncios siempre han sido un medio para darse a conocer y vender productos. ¡Todo negocio, sin excepción necesita publicitarse! Y con Fb e IG llegas con una inversión muy pequeña a personas muy cualificadas.

¡El match perfecto, parece hasta fácil!

Además, siempre se te han dado bien las analíticas y te ha atraído el mundo del marketing y la publicidad así que…

Compras una formación (nada barata, pero muy bien vendida) y te pones a tope con ello. Aprovechando que apenas sales de casa, avanzas rápido, acabas el curso y lanzas tus primeras campañas para tus clientes piloto.

Al principio pruebas con algún amiguete promocionando su negocio. Por supuesto no le cobras nada por tu trabajo, y consigues unos resultados aceptables. Y empiezas a ver un poco más allá. A poco que aprendas y puedas dar mejores resultados, llegarán muy buenos clientes.

¡Te vas a forrar!

A través de la red y con contactos que has ido haciendo durante la formación, llegan algunos clientes más. ¡De lujo!

Auqnue por ahora a la mayoría les cobras muy poco. Ahora mismo lo que toca es formarte, seguir reuniendo experiencia y testimonios.

Tras unos meses de locura entre tu trabajo y las prácticas en tu nueva profesión, decides tirarte a la piscina y dedicarte 100% como media buyer freelancer. Piensas que, si con unas horas le sacas un dinerito ya. Con todo el día podrás por fin asentarte en la profesión y crecer al nivel que buscas.

¡Hemos venido a jugar! 😎

Esto no es lo que yo esperaba…

Llegó el momento de la verdad. Ahora sí necesitas atraer un flujo constante de leads para cerrar clientes.

Instagram será tu red principal. Preparar post de valor, historias e incluso unos reels graciosos para que el mundo vea que estás ahí. Una web profesional, para transmitir confianza a tus clientes, con unos artículos interesantes que irás subiendo cada semana.

Y una estrategia de campaña para promocionarte a ti mismo y conseguir clientes.

media buyer agencia

¡Pero espera! Es que…

  1. Nadie te sigue, ya hay miles de cuenta que comparten muy buen contenido en IG.
  2. Nadie te lee. Tu web no tiene tráfico orgánico alguno.
  3. No tienes autoridad alguna para captar leads de calidad con campañas de publicidad.

Eres uno más entre cientos de miles. Porque, si no lo habías pensado antes, ser «trafficker» no es una profesión nueva. Realmente la publicidad ya existía desde hace muchísimo amigo. Y la publicidad online también.

De hecho, se estudia en la universidad, por lo que, si no eres de los que lo han estudiado, como yo, te lo vas a tener que currar bastante más que la media.

¡Mierda! No estás en un Océano Azul. En realidad estás compitiendo en un mar lleno de tiburones. Con algún que otro Megalodón.

Levantar todo esto desde cero para conseguir leads cualificados y cerrar clientes a los que poder darles resultados y cobrar muy bien es muy duro. Y puedes terminar regalando tus servicios para poder cerrar clientes:

anuncio facebook ads

A esto se suman, las reuniones con tus actuales clientes de onboarding, estrategia y análisis para poder seguir dando resultados y seguir ganando tu posición como especialista en el mercado.

Sin contar con la creación de estrategias de nuevas campañas, lanzamientos, análisis, optimización y reporting que haces en el día a día.

¡Venga va! Vamos a mirar la cuenta del banco a ver si nos levanta el ánimo viendo esos miles.¿Y los ingresos? Pues muy justitos, no puedes pedir mucho dinero a pequeños negocios cuyos beneficios están muy ajustados y su presupuesto en publicidad es minúsculo.

¿Y el tiempo? Echando la mirada atrás los últimos meses te has levantado a las 7 de la mañana y te has acostado a las 11 de la noche de lunes a domingo.

Las puñeteras campañas no descansan…

Tu cabeza está siempre ocupada en que publicar en IG, la campaña de fulanito que no despegaba y el lead tal que no te contesta tras dar el ok para lanzar todo lo que habían acordado… Encima el móvil y el email no paran.

Esto no es lo que querías…. pero pronto cambiará. O al menos eso te dices a ti mismo cada día, semana y ya incluso mes.

¿Te suena? ¿Y ahora qué?

Un paso más allá

Mira…

En esa pregunta estaba yo hace 12 meses. Conseguía muy buenos resultados con mis clientes de infoproductos y podía vivir muy bien de ello. Pero también sentía que había vendido mi alma al diablo. O más bien a una máquina de hacer dinero.

vender alma

Lejos de conseguir la libertad tan deseada, me sentía esclavo de mi propio negocio (todo el día currando 😓). Y sinceramente para eso no había dejado mi vida anterior…

Así que, estaba en este punto de inflexión cuando me dí cuenta de tres aspectos muy importantes que no estaba teniendo en cuenta a la hora de avanzar hacia mi objetivo de clientes top y más tiempo para mí.

Lo que lo que necesitaba era muchos mini yos

Ya me había ganado un nombre en el mercado de los infoproductos como experto gracias a mis grandes resultados. Así que si conseguía delegar la gestión de las campañas en gente que siguiera exactamente mi método de trabajo con el que consiguía esos buenos resultados, podría librarme de toda la parte operativa y me podría dedicar a la búsqueda de más clientes de los top.

Además, si conseguía hacerme con un equipo de trabajo, podría ofrecer mis servicios a clientes mayores con presupuestos superiores en publicidad. Gracias a ello mis ingresos aumentarían y el servicio que podría ofrecerles sería mejor siempre.

Por fin podría dedicarme a lo que más me gustaba. ¡La estrategia de campañas!

Pero delegar no es tan sencillo. Sobretodo cuando un cliente te contrata por tu nombre, no quieres estropearlo dando toda la responsabilidad a otra persona cuyo modo de trabajo y resultado no controlas. Tu nombre está en juego, y no vas a fiarlo a cualquier persona que no has probado con lo que te ha costado llegar aquí. 😢

No podía aceptar trabajar para todo tipo de clientes si quería crecer de verdad

Por otro lado, mi objetivo era ser el mejor en mi el nicho de lo infoproductos. Y eso no lo conseguiría trabajando con pequeños clientes cuyos recursos son muy limitados.

Un cliente pequeño y con poco presupuesto en publicidad ocupaba mi cabeza y mi tiempo casi tanto como uno grande. Y sin embargo no podía pedirle la misma cantidad de dinero por mis servicios.

Hoy soy director estratégico de la agencia de publicidad Proelia Digital. Con 5 personas en el equipo y creando e implementando estrategias de campañas de empresas que invierten más de 6 cifras mensualmente.

Para ello he tenido que pasar por un largo proceso de errores y aciertos que me han traído a un punto de equilibrio entre mi vida personal y profesional. Crear un sistema de trabajo que me permitiera delegar toda el área de analítica e implementación para mis clientes, para poder centrarme en crear mejores estrategias y conseguir mayores clientes manteniendo un nivel alto de resultados positivos en mis campañas.

agencia media buyer

La estrategia que supuso mi cambio definitivo a modo agencia y me generó acceso real a grandes clientes dedicando menos tiempo

Puedo decir que hoy en día me siento libre. Y aunque trabajo mucho, soy yo el que pone los horarios y no los clientes, Instagram o el teléfono. Todo esto es gracias a las 3 grandes palancas que me han permitido pasar de trabajar como freelance agobiado a llevar a la excelencia mi trabajo en modo de agencia:

  1. Especializar mis servicios para ganarme un mercado muy competitivo.
  2. Diseñar sistemas y procesos para delegar el 80% de mi trabajo diario.
  3. Crear un gran equipo que pueda aplicar este sistema para yo poder dedicarme a lo que mejor se meda y generar mayores ingresos

Si te interesa conocer más de este proceso de transformación, y cómo conseguirlo tú mismo, te invito >>esta clase gratuita<< donde podrás conocer todos los detalles de manera práctica.

Espero que puedas sacarle mucho partido, a mí me cambió la vida.

Abrazo grande compi

 

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!