Todo parte de una idea. 

Un día se te enciende la lucecita 💡, tienes un momento “eureka” y lo ves claro.

“Voy a lanzar este producto o servicio al mercado”

Llevas años aprendiendo una habilidad o utilizando una herramienta y decides que puedes ayudar a otros enseñando todo tu conocimiento.

Has creado una aplicación que puede mejorar el trabajo de otras personas.

Has trabajado en el mundo offline como x y quieres pasarte al mundo digital…

Tienes toda la ilusión y sabes que tu producto/servicio va a funcionar (o al menos eso crees). Ahora bien.

¿El mercado está dispuesto a pagarte por ello? ¿Cuánto está dispuesto a pagar? ¿Ya hay gente que se dedica a ello? ¿Cómo les va? ¿Hay suficiente mercado para todos? ¿Es tu producto realmente diferencial con respecto a la competencia? ¿Hay personas afines que pueden ayudarte a impulsar tu producto?

Lanzar tu producto/servicio sin analizar primero si existe interés real en el mercado y qué se mueve en el mundo exterior, puede llevarte al fracaso directamente.

Por eso en este artículo, vamos a desglosar una serie de pasos para hacer una completa investigación de mercado. Que te ayude a un posterior lanzamiento de tu producto o servicio con éxito.

Ahora salgamos fuera y veamos cómo puede encajar tu producto o servicio en el mundo real.


¿Quién es tú cliente ideal?

investigacion mercado

No busques clientes para tu producto. Diseña productos para resolver un problema ya existente.

Es obvio y fundamental. Sin clientes no hay negocio.

Pero, ¿realmente has hecho un buen estudio de tu cliente ideal? 

Cuando digo un estudio de tu avatar, buyer persona o cliente, voy más allá de si es hombre o mujer, tiene entre 20-30 años, con o sin hijos, en que rango de salario está y dónde vive.

Me refiero a conocer todo a cerca de tu cliente.

Vamos paso a paso.

En primer lugar, iremos a lo básico:

  • Edad
  • Lugar de residencia
  • Ingresos
  • Educación.
  • Estado civil
  • Tipo de trabajo y responsabilidades
  • Preferencias de ocio
  • Personas más importantes en su vida

En segundo lugar, analizaremos dónde se mueve:

  • Redes sociales que usa
  • Publicaciones que sigue
  • Comercios dónde compra
  • Referentes que tiene
  • Aplicaciones que usa

En tercer lugar, analizaremos como se siente:

  • Cuáles son sus miedos
  • Sus objeciones
  • Sus expectativas
  • Sus ilusiones

En cuarto lugar, estudiaremos como usa su tiempo, su dinero y con qué personas comparte ambas cosas.

¿Cómo obtener estos datos?

Observa

Mira a tu alrededor. Seguro que conoces a personas que se ajustan a tu cliente ideal. Recopila la información que ya conoces.

Entra en grupos donde se encuentren esas personas. Grupos de Facebook, Telegram, Discord, foros (los comentarios de Amazon para e-commerce son oro).

Revisa las inquietudes que tienen, sus puntos de dolor, los problemas, etc.

Realiza encuestas

Si ya tienes una comunidad, una lista de correo, segméntalos de forma que se ajusten a tu perfil y hazles una encuesta que te permita conocer mejor qué necesidades tienen y si tu producto/servicio es capaz de cubrirlas.

Haz entrevistas

Una vez que tengas el perfil, habla con tu cliente ideal.

Seguro que te aporta puntos de vista que quizá no hayas tenido en cuenta. Puede ser que tu cliente sí tenga esa necesidad, pero no este dispuesto a pagar por ello o al revés que esté dispuesto a pagar más de lo que tú habías pensado…

Si eres de los que piensas que tu producto es para todo el mundo, siento decirte que no empiezas bien.

Elige como mucho 3 clientes ideales o avatares, recopila toda la información y analízala.

Este trabajo será de gran ayuda, ya que te permitirá.

  • Definir tu oferta y propuesta de valor
  • Ajustar el precio de tu producto/servicio 
  • Elegir en que redes sociales tienes que tener presencia
  • Crear una estrategia de publicidad, basada en tu cliente ideal y segmentada correctamente
  • Ajustar tu producto o servicio a las necesidades reales de tu cliente…

Pero sobre todo, te servirá para conocer si las personas a las que te vas a dirigir están dispuestas a comprar tu producto/servicio.

Si no hay mercado, no hay venta.

Este estudio deberás irlo chequeando cada cierto tiempo de forma que conozcas a tu avatar perfectamente.

Estudia a tu competencia

analisis competencia

Lamentablemente, es casi seguro que no eres la primera persona a la que se le ha ocurrido esa maravillosa idea.

Seguro que en el mercado hay alguien que está haciendo lo mismo o parecido. Si no está en el mercado español busca en el anglosajón. Ellos siempre van un paso por delante.

Y si es un infoproducto, echa un ojo también en Brasil. Son el top del top.

Si no hay nadie… sospecha de tu idea. Puede que realmente sea muy innovadora o que no haya mercado para ella… En este punto cobra mucho más importancia el paso anterior de hacer entrevistas a tus potenciales clientes.

¿Quién es tu competencia?

Comienza a buscar a tu competencia directa.

Elige a los competidores que se dirigen al mismo cliente tipo y que ofrezcan un producto o servicio similar.

Considera también a que zona geográfica se dirigen.

Escoge de 3 a 5 y analízalos a fondo.

Espía a tu competencia

El segundo paso es elegir la información relevante.

En internet tenemos muchísima información, así que define claramente los datos que son útiles para tener una comparativa real y poder sacar conclusiones.

Ejemplos de datos a considerar;

  • Número de visitas a su web
  • En que redes están y que seguidores tienen
  • Palabras claves que utilizan
  • Si utilizan publicidad y tipo de anuncios que usan
  • Ventas anuales
  • Precios de sus productos o servicios
  • Número de lanzamientos al año

¿Dónde conseguir esta información?

Empieza por lo básico, visita sus redes, su web, newsletter. 

  1. Investiga si tiene grupos de Telegram o Discord abiertos. Entra en ellos. Revisa que tipo de comunicación utiliza, qué les funciona en términos de engagement y qué no.
  2. Descarga sus lead magnets y suscríbete a sus newsletters.

Para una investigación más profunda, puedes visitar estas páginas:

  • Moz – Esta herramienta te ayudará a hacer un análisis de la web, el dominio, posicionamiento y las palabras claves de tu competencia.
  • Biblioteca de anuncios de Facebook – Aquí puedes ver los anuncios que tiene tu competencia en este momento. Si hay un estilo/estructura que se repite, ese es el que mejor les funciona.
  • Ubersuggest – Introduce un dominio y te dará todos los datos de esa web.
  • Google Alerts – Google, te mandará un correo cada vez que encuentre novedades, noticias sobre páginas de tu competencia.
  • BuzzSumo – En esta web puedes ver los contenidos que más se han compartido en las redes sociales (y también los que menos repercusión han tenido). Descubrir los temas y las publicaciones en las redes sociales que más éxito tienen o conocer a los influencers de su negocio en función de las interacciones de sus posts, pero además. Con BuzzSumo podrás igualmente monitorizar las menciones que se hagan de tu marca (o de tus rivales).

Una vez que tengas toda la información, analízala, busca patrones que se repitan en tu nicho y utilíza la información en tu favor.

¿Cómo utilizar la información a tu favor?

  • Busca en que puntos tu producto/ servicio se diferencia o es mejor que el suyo.
  • Que necesidades que has detectado en tu cliente que ellos no han tenido en cuenta o no han satisfecho completamente.
  • ¿El precio de su producto está por encima/ debajo del tuyo? No te recomiendo competir por precio nunca.
  • ¿Puedes mejorar o aumentar los beneficios del producto medio que se vende en tu nicho de mercado?
  • ¿En qué te puedes diferenciar?
  • ¿Cuáles son sus puntos débiles y sus puntos fuertes?
  • ¿Qué estrategia de marketing siguen? 

La mejor herramienta para analizar a tus competidores

Y para ayudarte en esta investigación de mercado, te voy a mostrar la tabla que utilizamos en la agencia para investigar los competidores de nuestros propios clientes. Aquí tienes la explicación en un tutorial:

Conecta con otras personas. Escoge a tus colaboradores

colaboradores

En el mercado, además de los clientes y la competencia, también puedes encontrar otras personas, o empresas que pueden ayudarte a llegar a tu cliente ideal por medio de acuerdos win to win.

Es  importante definir claramente tu propósito con esas colaboraciones, qué tipo de colaboración te puede llevar a conseguirlo, cuál no y detectar quienes pueden ser estos colaboradores porque pueden hacer despegar tu negocio y llegar a clientes que de otra forma no sería posible.

Para establecer colaboraciones que lleguen a buen puerto:

  • Márca un objetivo claro para tu colaboración.
  • Ofrece antes de pedir. Sobre todo si empiezas en un nicho.
  • Propón colaboraciones sencillas. Nadie tiene ganas de meterse en algo que no comprende o le llevará demasiado trabajo si no ve clara la ganancia.
  • Da más de lo que recibes. Gánate la confianza.
  • Déjalo todo por escrito y detallado. Qué objetivo tienes, responsabilidades de cada parte y cuándo debe acometerse cada hito.
  • Busca personas o empresas que tengan relación con tu producto/servicio y a las que realmente le vayas a aportar un valor añadido tu colaboración.

Por ejemplo, si creas una aplicación que resuelve un problema, ofrécela gratuitamente a personas/ empresas que tienen esa necesidad a cambio de una reseña o un post sobre tu producto.

¿Dónde encontrar colaboradores?

Dependerá del producto o servicio que ofrezcas, pero en general busca grupos de personas que se muevan en entornos como el tuyo.

Si eres freelance puedes entrar en comunidades como Sin oficina No emprendas solo, No es asunto vuestro y un largo etc que podrás encontrar con una simple búsqueda por Google.

Encuentros presenciales (eventos o masterminds) donde puedas hacer networking y establecer alianzas. El cara a cara siempre será lo que mejor «convierta». 😉

También mediante grupos de Discord, Telegram y Facebook para conocer gente con la que puedas establecer intercambios win to win

Sal al exterior

estudio mercado

Hacer una correcta investigación de mercado, conocer qué hay fuera te dará una gran ventaja a la hora de detectar un problema real, crear o adaptar un producto y establecer una estrategia de marketing que lo lleve a una rentabilidad sostenible.

No podemos olvidar que nuestro cliente está ahí fuera y hay muchas más personas y negocios intentando vender sus productos.

Hoy no basta con tener el mejor producto. Debemos conocer a quién nos dirigimos, como diferenciarnos de nuestros competidores y buscar alianzas con otros para poder llegar a nuestros potenciales clientes.

Un buen estudio y análisis nos evitará muchos dolores de cabeza y pasos atrás para el lanzamiento de nuestros productos y servicios.

Cuesta mucho sacar un nuevo producto/servicio al mercado y que sea rentable incluso haciendo las cosas bien, mucho más si lo haces como pollo sin cabeza. Si no investigas previamente qué “hay” en el mercado será mucho más difícil (sino imposible) que esa maravillosa idea que te ha venido a la cabeza sea un éxito y lo petes.

¡A por ello!

Abrazote crasss

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!