Puedo porque pienso que puedo – Del documental de Carolina Marín

Y el significado de esa frase es lo que me ha llevado a ser ponente de la Ad World Conference 2021 junto a Chris Erthel, Patrick Wind, Jaime Pazmiño, Seth Godin, Ezra Firestone, Nick Shackelford y muchas otras figuras estratosféricas del marketing mundial.

El miércoles 5 de mayo, era el día de mi ponencia. Estaba cagado de miedo, había cerrado mi participación en el evento a última hora.

Creé la formación en tiempo record en un idioma que no es el mío natural. Y realmente no tenía claro que pudiera aportar valor en un evento de talla mundial.

Ese día… Me despierto a las 5am para grabar un módulo de mi nuevo curso. Más tarde empieza la fiesta en la agencia Proelia Digital con Manuel Miñano, Esther, Oriol y David.

Y de repente son las 13:45, quedan 30 minutos para mi ponencia y ni siquiera he desayunado.

Me pongo la música de relax previa a las reuniones y no funciona, esta vez estoy realmente nervioso.

Es la hora. 20 minutos de ponencia que terminan con otros 40 minutos de Q&A

adworld

Están todos realmente agradecidos por las estrategias que he compartido. No mucha gente con experiencia en estrategias de campaña habla sobre cómo sacar partido a estrategias de publicidad online cuando tienes un presupuesto bajo.

A veces nos olvidamos de los orígenes…

Después de todos los miedos y preocupaciones por fallar, me di cuenta de a toda la gente que puedo llegar a ayudar solo con ser lo suficientemente valiente para tirarme a la piscina.

Tras el Q&A, toda una tarde de responder mensajes de agradecimiento y otros con cuestiones más técnicas a nuevos contactos.

Comí por primera vez en el día a las 18h y terminé de responder mensajes a las 22h.

A esa hora fui al gym a soltar toda la energía y estrés acumulado saltando a la comba, para luego relajarme junto a Janet. Ella siempre me entiende. Mil gracias por el soporte incondicional e imprescindible.

Te amo Janet

No lo necesito, lo quiero

adworld

Cuando empecé en el marketing digital no tenía ninguna necesidad de hacerlo. Realmente ganaba muy buen sueldo. Más del doble de la media que se suele ganar en España.

Pero yo no quería depender de una empresa o decisión externa a mí y tampoco sentía que fuera sentirme muy realizado si mirara atrás y me hubiera quedado en una posición muy bien pagada, en la que me sentía súper cómodo, pero que no me desafiaba.

Es una opinión personal, tú puedes y te animo a pensar diferente.

No necesitaba tirarme a la piscina del emprendimiento, pero lo quería. Quería algo con lo que poder sentir que realmente me desafiaba mientras ayudaba a otras personas a mejorar sus vidas. Hoy así lo siento.

Tampoco necesitaba crear una agencia hace un año cuando me reuní con Manuel Miñano, porque ya me iba muy bien de freelance.

Quería subir el nivel y ver qué se sentía al trabajar con los más grandes de los infoproductos como hábito. Hoy siento que lo hago y, de hecho, ya hemos ampliado el negocio a e-commerces con un éxito importante.

Ni siquiera necesitaba ser ponente de AdWorld Conference, porque sabía que me iba a quitar tantas horas de sueño, descanso, hobbies y otras cosas importantes como todo lo anterior que te he contado o incluso más porque, ya sabes, llegué a última hora.

AdWorld Conference

Pero lo quiero, y esa es la base de todo lo que hago hoy día. Hago las cosas porque quiero:

  • Ayudo a negocios online pequeños a encontrar su rentabilidad con estrategias completas de campaña.
  • Ayudo a especialistas de Facebook e Instagram Ads a trabajar en modo agencia para ganar más dinero invirtiendo menos tiempo.
  • Ayudo a e-commerces y grandes infoproductores a rentabilizar y escalar sus negocios con Proelia Digital
  • Soy ponente de la AdWorld Conference para ayudar a muchos otros pequeños negocios a encontrar la rentabilidad.

Y el miércoles, que termino reventado a las 22h de currar, acabo acostándome a las 3am porque me puse a grabar otro módulo de mi nuevo curso online de la emoción.

¡¡¡Pasión!!! Puede que sea la clave…

Y tú, ¿has tenido alguna experiencia parecida en la que desafiaras tu zona de confort? Cuéntame en los comentarios.

PD: Sí, el jueves y hasta el viernes me pasó factura.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!